Aplicación y acabado de suelos

Aplicación y acabado de suelos

En la aplicación de suelos continuos a base de resina, uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta es la funcionalidad. La vida útil de estos pavimentos, así como de otros suelos preparados para superficies comerciales, agroalimentarias, etc., debe ser muy extensa... sobre todo teniendo en cuenta que se trata de lugares en los que las condiciones ambientales no son las mejores.

La aplicación de suelos en espacios en donde suelen caer líquidos orgánicos, como sangre, orines... debe ser precisa y muy cuidadosa, basándose en normas concretas que preserven la salubridad de la totalidad del inmueble.

En la aplicación de suelos industriales, uno de los trabajos más básicos es la aplicación de pintura para pavimentos de poco espesor.

Para dimensiones de menos de 500 micras de espesor, se utilizan pinturas epoxi o poliuretanos con cualidades de liviandad.

El revestimiento en estos casos se aplica con rodillo, y se realiza mediante aplicación de una primera capa para imprimar, para después aplicar dos de remate.

A pesar de que los pavimentos de este tipo aguantan líquidos abrasivos y son impermeables, son menos resistentes que otras variantes, como la basada en suelos industriales bicapa de 1,5 mm de espesor. Insistimos en que en REHABILITISUR prima la personalización, de modo que cada suelo hallará exactamente el tipo de revestimiento que necesita.

Imprimación: es la primera fase de la aplicación, y consistirá en disponer el material con imprimación directa o con solución acuosa. La asociación del revestimiento con agua y su posterior disolución, hará posible una imprimación firme para una posterior y segura aplicación de los productos aislantes. Así, se logrará un acabado perfecto.

Tras la fase de la imprimación, llega la de la aplicación de la capa de resina. Después de la disposición de esta capa, se realiza un sellado con rodillo. Este sistema se empleará cuando haya una base acuosa.

Estamos refiriéndonos a los soportes y revestimientos más básicos para salvaguardar el suelo, aunque hay otros muchos acabados. El nivel de resistencia, así como la admisión de líquidos corrosivos o la preparación para no degradarse por vertidos líquidos orgánicos, es mayor en unos u otros suelos.

Así, podremos aplicar suelos multicapa monocolor de 3-4 mm. Otra de las opciones es el metacrilato, un material muy resistente el cual puede ser preparado para la disposición de suelos de gran resistencia mecánica.

Asimismo realizamos aplicación de suelos multicapa cuarzo en color, de 3-4 mm. Otra de las alternativas es la aplicación de morteros autonivelantes con espesores de entre 2-3 mm. Los derivados del poliuretano y los productos poliaspárticos también son empleados para aplicaciones profesionales en suelos industriales, institucionales, residenciales y otros.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE