Preparación del soporte

Preparación del soporte

Los pavimentos de resinas para industrias, han de asentarse sobre una base lo suficientemente estable y resistente. Los operarios de REHABILITISUR tienen que valorar las condiciones del suelo y de todo lo que le rodea, incluyendo la base. Hay que considerar factores como los siguientes:

  • Resistencia mecánica.
  • Humedades freáticas.
  • Corrupción por aceites o grasas.

Además de la intuición y saber hacer de los maestros en pavimentación, cuentan otros factores, como son los suministros y dispositivos de aplicación y detección.

En la empresa dedicada a la pavimentación que le proponemos en Málaga, encontrará especialistas que rehabilitarán de una vez y para siempre su suelo gracias a la aplicación o reforma de un soporte y suelos personalizados.

En cuanto a la posibilidad de humedad, mediante la detección habrá que determinar si se trata de problemas de las redes hidráulicas o bien problemas provenientes de paramentos con grietas o con un estado que permita el paso de la humedad.

Es fundamental que el asiento del soporte esté perfectamente dispuesto, sin humedad ni cualquier otro problema que haga resentirse tarde o temprano la instalación. Por ejemplo y como también hemos mencionado arriba, hay que estar seguros de la inexistencia de filtraciones de aceite ni de cualquier otra filtración o deterioro por grasas o sustancias oleosas.

Tanto el agua como este tipo de sustancia pueden ser muy comprometedoras para una correcta disposición del suelo. Las arquetas, imbornales, desagües y otros elementos de las instalaciones hidráulicas, suelen ser problemas de importancia cuando hay que plantearse el soporte.

Son puntos sensibles en cuanto a que pueden producirse roturas, fisuras y otros problemas. En cuanto a la preparación del soporte, uno de los pasos primordiales es el empleo de los dispositivos para rehabilitar la base. Así, podremos disfrutar de:

  • Fresados.
  • Granallados.
  • Dianovados.

Podríamos considerar al fresado como uno de los métodos agresivos de preparación. El fresado es un lijado a grandes revoluciones a través de un dispositivo conocido como fresa, el cual puede ser de diferentes formas, dimensiones y acabados.

Cuando hablamos de dianovados, nos referimos a preparación a base de dispositivos a diamante. La virtud de estos dispositivos es que no percuten en la superficie, produciendo una vibración mínima y ausencia de roturas en el concreto.

Se trata de un rozamiento más suave que el del fresado, un roce que provoca un desgaste de la superficie a preparar. Los dianovados son diferentes respecto a la granulometría de los dispositivos de diamante, pudiéndose lograr alisados más o menos profundos.

El granallado, por su parte, basa su eficiencia en la percusión de bolas de acero en la superficie. La proyección se produce mediante una turbina que actúa por rebote y aspiración.

Tanto el granallado, como el fresado y cualquier método de preparación de soportes para suelos continuos, tendrá que ser proporcionado por operarios altamente especializados.

Para ello, cuente con REHABILITISUR, que también le informará de otras partes de proceso de preparado, como la regularización del soporte, la colocación de medias cañas, la rehabilitación de fisuras o juntas... En Málaga capital y zonas de los alrededores, personal especializado le ayudará en una de las partes más importantes de la habitabilidad de los inmuebles.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE