Suelo agroalimentario

Suelo agroalimentario

En la pavimentación de suelo industrial, los profesionales deben distinguir entre los diferentes ámbitos a que pueden estar dedicadas las empresas. Una de nuestras propuestas es la realización de suelos y pavimentos industriales agroalimentarios.

En este tipo de industrias, las condiciones especiales hacen que se precisen soluciones personalizadas. En REHABILITISUR realizaremos aplicación y reparación de pavimentos agroalimentarios. Suelos para industrias cárnicas, hortofrutícolas, hosteleras...

Es fundamental que se realice un plan de aplicación, para conseguir el suelo indicado para el tipo de industria que se necesite.

Los pavimentos agroalimentarios son aquellos dedicados a industrias de alimentación, por lo que las prestaciones en cuanto a higiene y mantenimiento deben ser muy especiales.

Hay que tener en cuenta que los suelos de espacios agroalimentarios han de tener características específicas: antideslizantes, resistentes al tránsito de personas, máquinas y vehículos... Se trata de uno de los ámbitos más importantes en que actuamos, dando solución a diversos sectores agroalimentarios.

Una de las características que han de tener los pavimentos agroalimentarios, es que estén ajustados para que no queden resquicios en donde puedan acumularse restos alimenticios. Todo residuo orgánico que quede entre grietas o pequeños huecos, podrá suponer un importante problema de salubridad.

Los profesionales dedicados a este ámbito, saben que los trabajos de pavimentación tienen que ultimarse sin fallas, sin dejar imperfecciones que causen grietas. Si hay juntas de dilatación, estas tendrán que ser vigiladas y examinadas para que no desestabilicen el suelo.

Todo detalle deberá tenerse en cuenta para que no se den roturas posteriores u otras deficiencias. Nuestra empresa especializada en pavimentos industriales, le ofrece soluciones a la medida... también de su presupuesto. En este sentido, le ofrecemos suelos con cualidades diferentes, adaptadas a diferentes necesidades.

El suelo para fábricas agroalimentarias más sencillo es el que se compone de soporte y dos capas de materiales basados en morteros, resinas y otras sustancias sintéticas. El sistema más simple no es apto para ocultar imperfecciones, presenta cualidades antipolvo, es de fácil mantenimiento pero, sin embargo, sus prestaciones respecto a resistencia mecánica no son las mejores.

Un sistema intermedio se compondría del soporte y tres capas. Al igual que el anterior tiene revestimiento antipolvo y resulta muy fácil su mantenimiento.

En este caso cubre fallas de hasta 1,5 mm. Posee una gran resistencia química y mecánica. En algunas fábricas de alimentación, se llevan a cabo limpiezas con productos químicos agresivos, por lo que hay que tener en cuenta que también el suelo deberá ser lo suficientemente duradero ante la caída de líquidos abrasivos.

La versión más sólida se compone de soporte y cinco capas. Se trata de un pavimento previsto para durar mucho tiempo. Tiene cualidades antipolvo, posee una extraordinaria resistencia mecánica y química, cubre desperfectos de hasta 3-4 mm y, por supuesto, es antideslizante y de fácil mantenimiento. Consulte con REHABILITISUR para conocer datos sobre materiales, tarifas y precios.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE